Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare

Dinero por oxígeno

Cornare quiere pagarles a 34 familias de Antioquia por cuidar los bosques, proveedores de aire. Al año, un ciudadano aportaría $40.000 para compensar sus impactos ambientales.

¿Usted pagaría por las emisiones de CO2 que realiza a diario? El cálculo de su deuda ambiental incluiría el tipo de carro que utiliza, el kilometraje que recorre en él durante un mes, el tipo de servicios públicos de su hogar, el número de veces que viaja en la ciudad y las ocasiones en que se transporta en avión.

La cuenta de cobro se sumaría en toneladas de CO2 anuales y con el dinero que usted consigne por sus impactos al ambiente se le pagará una familia campesina por cuidar un máximo de tres hectáreas de bosque en el oriente antioqueño.

Esta es la propuesta de la Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los ríos Negro y Nare (Cornare) de Antioquia con el BanCO2, un programa que busca crear un sistema de compensaciones de la huella de carbono de las empresas, las instituciones públicas y los ciudadanos para la conservación de los ecosistemas boscosos de 26 municipios de la jurisdicción, como San Carlos, San Rafael, San Roque, Concepción y Alejandría.

La huella de carbono se entiende como el cálculo de cuántas hectáreas de bosque se necesitan para absorber el CO2 que a diario emite una persona o una empresa y que los árboles convierten en oxígeno.

Para generar estos “sumideros de carbono”, como se les conoce a los bosques, la autoridad ambiental elegirá 34 familias de Antioquia que se beneficiarían con los primeros pagos.

En promedio, si el gasto anual de una persona equivale a cinco toneladas, pagaría cerca de $40.000. Estos pagos no serán obligatorios. Los ciudadanos y las compañías que quieran asumir el costo de sus impactos ambientales podrán hacerlo voluntariamente adquiriendo tarjetas de hasta $160.000. Con el BanCO2 se espera que cada familia campesina reciba unos $600.000 mensuales.

María Camila Escobar, de la vereda El Popal de San Luis, asegura que con este pago dejará de “arrasar con el monte”. Durante seis años taló semanalmente 60 varas de madera que vendía por $50.000 o $70.000. En su finca, de 10 hectáreas, aspira a mantener no sólo las tres de conservación, sino dedicarse al cultivo de la huerta casera. Con las primeras 34 familias, Cornare calcula que alrededor de 800 hectáreas serán preservadas.

Según Alveiro Lopera Henao, coordinador del proyecto, otro de los compromisos es permitir que funcionarios de la corporación, así como investigadores de universidades, puedan hacer estudios y monitoreo del estado de los bosques. También se estableció en la iniciativa que el 60% de la compensación se entregará en dinero y el 40% se mantendrá en un ahorro para proyectos autosostenibles de cada familia.

El banco también espera recibir aportes de veinte empresas y nueve municipios del Oriente antioqueño. Carlos Mario Zuluaga, director de Cornare, confía en que el proyecto incluya el cuidado del territorios que comercialmente valen poco (por ser áreas de protección), para que los campesinos que los poseen también puedan recibir retribuciones.

Sin embargo, la corporación ambiental acepta que a muchas familias no les interesa adherir a estas iniciativas porque la comercialización de madera, tanto legal como ilegal, les trae mayores beneficios económicos.

Grupos ambientalistas, como la Corporación Penca de Sábila, han criticado este tipo de iniciativas diciendo que equiparan los valores económicos con lo ecológicos, pues se busca recuperar con dinero lo que ambientalmente se está perdiendo en otras áreas.

Sin embargo, el coordinador del BanCO2, Alveiro Lopera, defiende la iniciativa argumentado que las áreas de conservación se eligen de acuerdo con su conectividad con los corredores biológicos o las áreas productoras de agua.

El ingeniero forestal Juan Esteban Calle afirma que este proyecto, más que impactar los indicadores de emisiones de CO2, los cuales se tienen que evaluar con investigaciones más detalladas, se convierte en una alternativa para concientizar a la población local de los impactos de la tala y contribuir a que se mantenga el paisaje de la zona.

Cornare le sigue cumpliendo a nuestros campesinos del proyecto BanCO2

Con la asistencia masiva de nuestros campesinos se realizó con éxito en la Sede Principal de Cornare en el municipio de El Santuario, la jornada de bancarizacióncon los 34 pioneros del proyecto BanCO2, en alianza con la entidad financiera Bancolombia.

El evento fue encabezado por Mauricio Dávila; Secretario General de Cornare, David Villegas García; Director Ejecutivo Fundación Salva Terra y Orlando Uribe; Gerente Banca de Gobierno de Bancolombia. La Fundación Salva Terra socializó cómo en alianza con la Fundación Arquidiocesana Banco de Alimentos se desarrollará esta gran apuesta social, capacitando a los usuarios BanCO2 en la creación de unidades de huertas familiares, con el fin de generar alimentos que disminuirán el problema de unidad alimentaria que existe en la región.

David Villegas, habló sobre la importancia que va a tener el trueque entre productores, ya que los campesinos se convertirán en empresarios y empezarán a generar ingresos que beneficiará la calidad de vida de sus familias.

Con gran entusiasmo y expectativa se realizó la bancarización de los usuarios, asesores de Bancolombia estuvieron con cada uno de ellos abriendo la cuenta de ahorro a la mano desde sus celulares, con la cual no tendrán que desplazarse desde sus veredas a una oficina de Bancolombia cuando reciban sus compensaciones, además con la posibilidad de hacer retiros y lo más importante desde la comodidad de su casa.

Entre los 34 campesinos asistentes a la jornada se encuentran los municipios de Nariño, Sonsòn, Argelia, Granada, San Carlos, San Rafael, San Luis, San Francisco, El Carmen de VÍboral, Alejandría, San Roque y Santo Domingo.

Cornare le sigue cumpliendo a nuestros guardianes de los bosques del Oriente Antioqueño y por supuesto nuestra mayor inspiración para seguir trabajando por la preservación del medio ambiente.

Cornare en alianza con Bancolombia bancarizará a 34 usuarios pioneros del Proyecto BanCO2

El próximo jueves 14 de noviembre se realizará un evento con las familias vinculadas a BanCO2, para iniciar el proceso de bancarización y capacitación a los usuarios que próximamente recibirán sus pagos.

El Proyecto BanCO2, la iniciativa de Cornare, que sigue trascendiendo en el país por su alto impacto social, ha tenido gran acogida por parte de innumerables empresas. Bancolombia es una de las compañías que le apuesta a la concreción de este gran proyecto que hace justicia social con nuestros campesinos, quienes comenzarán a recibir las compensaciones realizadas por las instituciones y ciudadanos.

Es por ello, que este jueves 14 de noviembre, la entidad financiera capacitará a los usuarios priorizados en el tema de bancarización, a través, de servicios y productos bancarios, en la sede principal de Cornare en El Santuario, jornada que iniciará a las 9 a.m.

La cuenta de ahorro a la mano permitirá que los beneficiarios puedan revisar desde sus celulares las transferencias generadas por BanCO2, y acceder a ella en cada uno de los municipios para realizar sus retiros sin ninguna dificultad. BanCO2 es un banco verde, sus dueños son los campesinos, pero los dividendos ambientales serán para los habitantes del oriente antioqueño y del departamento. Los invitamos a ser testigos de este importante avance de BanCO2, que ya comenzó a transformar positivamente la vida de quienes tienen bajo su custodia nuestros bosques.

 

Llega a la ONU proyecto piloto de Cornare y MASBOSQUES

Ante la Mesa Ejecutiva de Cambio Climático de las Naciones Unidas -UNFCCC- se registró el proyecto de Reforestación Bajo Mecanismos de Desarrollo Limpio – MDL- de San Nicolás

El Proyecto de Reforestación Bajo MDL de San Nicolás, hace parte de un proyecto Piloto que CORNARE y MASBOSQUES vienen implementando en la Región de Valles de San Nicolás y que hace varios años tuvo muchísima importancia por su innovación en acceder a la metodología y al mercado de carbono ofrecida por el Protocolo de Kioto, con la posibilidad en acceder a mercados internacionales con respecto a la venta de certificados de reducción de emisiones - CER´s-

Con el proyecto de San Nicolás cuyo objetivo es la reforestación de 700 hectáreas bajos los sistemas forestales y agroforestales, en suelos que hace mas de 20 año se encuentran en un uso distinto al bosques, pretende la captura y emisión de 8000 Toneladas de Carbono hasta el año 2012, y unas 37.880 Toneladas de Carbono hasta el año 2017, y que hacen parte de un acuerdo legal suscrito con el Banco Mundial desde el año 2007.

Gracias a esta buena noticia podemos posicionar aún más la confianza y el profesionalismo que a diario se consolida en el presente proyecto y que nos permitirá que las plantaciones que para la fecha llegan a 600 hectáreas y que ha contado con las participación de 150 usuarios ubicados en 9 municipios de la Jurisdicción CORNARE se vean beneficiados con los certificados que obtendremos. 

El Registro del proyecto hace parte de uno de los pasos más importantes en la consolidación de proyectos bajo el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), el cual se convierte en un peldaño que hemos aprendido a sortear y que desde ahora hacemos parte de los 7 proyectos registrados que tiene Colombia y en el Primero desarrollado por una Autoridad Ambiental.

Banco para conservar bosques

Ya está en marcha BanCO2, una iniciativa de Cornare, que busca compensar a los campesinos del Oriente antioqueño por la preservación de los bosques, mediante aportes de empresas y ciudadanos.


Frente al tema del medio ambiente hay mucha sensibilidad, tanto de los gobiernos como de los ciudadanos, pero pocas acciones concretas para buscar soluciones ecológicas o por lo menos para atenuar los efectos del hombre sobre la naturaleza.

En muchas ocasiones, además, tendemos a pensar que el problema es de otros y solemos exigir soluciones a las entidades estatales, sin compromisos de nuestra parte y sin mirar cómo podemos contribuir a preservar los recursos naturales y lograr un desarrollo sostenible.

Con la creación de BanCO2, "un banco de servicios ambientales comunitarios", se puso en marcha una iniciativa que busca unir a los habitantes de las ciudades con el sector rural para compensar la polución que se genera en los centros urbanos, mediante una contribución a los campesinos dueños de los bosques.

El programa arranca con 35 campesinos del Oriente antioqueño, con la meta de llegar a cien en el primer año, y con un capital de 90 millones de toneladas de carbono que acumulan los bosques de la región.

Es bien sabido que aunque algunos propietarios rurales tienen una gran riqueza en términos ambientales, viven en medio de la pobreza, pues no pueden hacer uso comercial de los bosques nativos y les es decomisada la madera de los árboles que talan.

La Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare (Cornare), les planteó esta inquietud a varias empresas, alcaldías y organizaciones de la región para unir esfuerzos en torno a un banco que busca acopiar recursos a partir de la medición de la huella de carbono, de manera que puedan compensar sus emisiones contaminantes mediante aportes económicos.

Ya un grupo de empresas se sometió a la medición ambiental y se espera que muchas más se sumen a este proyecto para beneficiar a los campesinos protectores de los bosques, o sea de las reservas de carbono.

Cada campesino inscrito en el programa puede participar con un máximo de tres hectáreas de bosques. Por cada una recibirá una compensación de 200 mil pesos mensuales. El 60 por ciento de los recursos que se depositen en BanCO2, como resultado de la medición de la huella de carbono de las empresas, será utilizado para su subsistencia y el 40 por ciento será un ahorro destinado a la ejecución de un proyecto productivo autosostenible.

No se trata de un programa de asistencialismo, pero sí procura la equidad buscando el compromiso de las empresas para que les reconozcan a los propietarios rurales por el beneficio que representa para ellas tener los bosques protectores de cuencas hidrográficas de las que toman el agua, y para reducir el efecto de la emisión de gases.

Si bien en un principio la iniciativa ha sido promovida por Cornare a nivel institucional entre las empresas y alcaldías, la idea es que también los ciudadanos se inscriban en este programa para hacer medir su huella de carbono por el uso de vehículos automotores y el consumo de energía y que una vez conozcan su impacto ambiental elijan el campesino o la comunidad donde quieran hacer su compensación.

La participación en el programa es enteramente libre y voluntaria, mediante una toma de conciencia ambiental, pero para garantizar el éxito y continuidad del proyecto los campesinos que se inscriban sí se someten a procesos de verificación sobre la protección del bosque.

Iniciativas como esta hacen realidad en nuestro medio planteamientos hechos a nivel mundial desde la cumbre de Kioto, sobre la necesidad de compensar la protección de los recursos naturales y pagar por la contaminación generada, como un principio de justicia económica y social.

En nuestro medio se trata de una iniciativa pionera, que ojalá fuera replicada en otras zonas del Departamento y del país y que convierte a los campesinos en guardianes de los bosques y les compensa, en parte, la contribución que ellos hacen a la biodiversidad y riqueza ambiental del planeta.

BanCO2 es un banco verde, sus dueños son los campesinos, pero sus dividendos ambientales serán para todos los habitantes del Oriente antioqueño y del Departamento

Con BanCO2 el Oriente va a compensar la contaminación

Con entusiasmo y decididos a compensar sus emisiones de gases de efecto invernadero, 20 empresas y 9 municipios del Oriente antioqueño que participan en los proyectos de la Corporación Cornare, de medición de la huella de carbono, y el banco BanCO2, esperan el resultado de la investigación que en estos momentos analiza la empresa de Ingeniería Ambiental, Gaia.

Inicialmente a estas entidades se les hizo una capacitación sobre los objetivos de medir la huella de dióxido de carbono, CO2, y luego se pasó a la cuantificación de las fuentes de emisiones de gases que afectan el ambiente, por el uso de energía eléctrica, gases de refrigeración y combustibles fósiles.

Ahora, dijo Carlos Naranjo, director de Sostenibilidad de Gaia, estamos en la etapa de verificación de los datos de consumos de 2012 para presentarle a cada empresa la huella de carbono, con el fin de diseñar el plan de reducción de emisiones, con el cual se definirá el ahorro de energía y, si es necesario, cambiar por combustibles menos contaminantes como el gas. Cuando la empresa no pueda hacer nada más, entonces vendrá la compensación.

"Estamos utilizando una medida internacional que se hace por toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera que, para el caso de Colombia, se calcula está en 180 millones de toneladas", explicó Naranjo.

Pedro Nel Vallejo, subdirector de Gestión Ambiental de la Corporación Autónoma Regional de los ríos Negro y Nare, Cornare, informó que en un mes ya se tendrá lista la medida y para principios de diciembre, en medio de un evento especial, se le entregará el resultado de la huella a cada entidad y se le indicará la manera de compensación a los campesinos pobres del Oriente antioqueño beneficiarios del banco BanCO2.

Recordó que en este programa participan los municipios de Marinilla, El Peñol, Guatapé, Alejandría, San Rafael, Concepción, San Carlos, San Vicente y Puerto Triunfo (Magdalena Medio), en los cuales ya se recolectó la información.

"En ellos medimos solo lo que tenga que ver con la administración, no lo hacemos en el relleno sanitario, pero sí en todos los colegios y oficinas oficiales", indicó.

CORNARE hace parte de la Alianza Público-Privada que crea la Corporación "Cuenca Verde", un legado para el futuro

Con la presencia de entidades públicas y privadas, representantes de la academia y miembros de la sociedad, fue lanzada hoy en el edificio inteligente de EPM : la Corporación CuencaVerde, un fondo de agua que ayudará a proteger hoy, y a cuidar para el futuro, las cuencas abastecedoras de los embalses Riogrande II y La Fe, que proveen más del 90% del agua para el Valle de Aburrá. El Director General de CORNARE , Carlos Mario Zuluaga, fue el más aplaudido gracias a la articulación con proyectos como BANCO2 y su preocupación no solo por el agua sino por compensar a los campesinos que la protegen desde sus nacimientos.

Clausura proyecto PRISER en Granada

El Director General, Carlos Mario Zuluaga Gómez, presenció el acto de clausura del proyecto implementado en la vereda El Tabor del municipio de Granada, para la protección del agua del acueducto, beneficiando directamente a 63 familias campesinas.

Además la comunidad entregó una placa en agradecimiento a la gestión y al apoyo brindado por el Director General.

COMUNIDAD DE ABEJORRAL AGRADECE OBRAS DE MEJORAMIENTO AMBIENTAL Y PAISAJISTICO EN ESPACIOS PÚBLICOS

En el municipio de Abejorral se realizó la socialización del convenio de Mejoramiento Ambiental y Paisajístico de áreas de espacio público como el Cementerio, El barrio Cristo Rey y en la entrada principal al área urbana del municipio de Abejorral. El evento fue encabezado por funcionarios de la Regional Páramo, el Alcalde de la localidad, John Jairo Manrique Hernández, la Secretaria de Medio Ambiente y Desarrollo Rural del municipio, y funcionarios de su despacho.

La comunidad del barrio Cristo Rey que asistió masivamente al evento, agradeció la inversión que demandó recursos por valor de 25.392.282, en donde Cornare aporta un total $ 18.705.882 y el municipio de Abejorral $ 686.400. Vale la pena anotar que este convenio fue creado e impulsado de tiempo atrás por el Director General, Carlos Mario Zuluaga Gómez, quien siempre pensó en la forma de compensar a los habitantes de este barrio por encontrarse en el área de influencia directa del antiguo relleno sanitario.

Ministerio de Ambiente y Desarrollo SostenibleUrna de Cristal Hora Legal Colombiana Ventanilla Integral de Trámites Ambientales en Línea No más filas Asocars

InicioSala de prensaInformativoNoticias Corporativas26 de enero Día Mundial de la Educación Ambiental

Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare "Cornare"


Autopista Medellín – Bogotá, Carrera 59 44-48, Kilómetro 54 El Santuario, Antioquia. Teléfono: (57 4) 5201170, Fax: (57 4) 5460229. Corrreo Electrónico: cliente@cornare.gov.co
Horario de Atención: Lunes a Jueves de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. y viernes de 8:00 a.m. a 4:00 p.m.

Politica Editorial y de Actualización