Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare

Cornare lidera estrategias para la conservación de los felinos en el Oriente antioqueño

May 16

Las 6 especies de felinos que hacen presencia en el Oriente antioqueño, principalmente el puma (Puma Concolor) y el jaguar (Panthera onca) se encuentran en riesgo de extinción debido a la pérdida de cobertura boscosa, cacería descontrolada y la extensión de la ganadería, impactos que generan disminución de presas en el medio natural, lo que ocasiona que estos animales silvestres busquen otras fuentes de alimento, entre ellos animales domésticos.

En la región también se encuentran el ocelote (Leopardus pardalis), el margay (Leopardus wiedii), el yaguarundí (Puma yagouaroundi) y el Oncilla (Leopardus tigrinus), presentes de manera frecuente en los municipios de San Carlos, San Luis, Granada, Cocorná, Doradal, Puerto Triunfo y en el corregimiento de San Miguel, municipio de Sonsón.

Dado a que esta población requiere grandes áreas de bosque y numerosas presas para sobrevivir, y las personas han invadido poco a poco su hábitat se ha generado el conflicto entre felinos y humanos.

“Esta problemática se genera a raíz de la gran expansión que se ha dado en las zonas rurales de la región, generado por la caza de animales silvestres, lo que causa que los felinos se metan a los potreros a consumir animales domésticos por el desequilibrio del ecosistema local”, expresó Gina Paola Serna Trujillo, médica veterinaria zootecnista del grupo de Bosques y Biodiversidad de Cornare.

De acuerdo con el Instituto Alexander Von Humboldt en la eventual ausencia de felinos, los herbívoros, omnívoros y aves podrían aumentar y la presión de consumo de plantas y semillas por estos se verían alteradas, lo que afecta la dinámica de crecimiento y estructura de los bosques.

Dentro de los animales que se encuentran en las áreas protegidas de la jurisdicción de Cornare, los felinos son una de las especies clave para el mantenimiento, regulación y función de la biodiversidad, pues conforman un conjunto de especies focales por excelencia debido a sus bajas tasas reproductivas y a sus requerimientos de alta disponibilidad de presas silvestres y ecosistemas bien conservados.

BanCO2 Bio conserva 842 hectáreas del corredor felino

A raíz de una serie de conflictos presentados por la presencia del puma en el municipio de San Carlos principalmente, nació la línea BanCO2 Bio, un esquema de pago por servicios ambientales asociado directamente a la compensación por la conservación de los bosques que hacen parte del corredor felino, que en el Oriente antioqueño llega a 260.000 hectáreas.

Para la obtención de información sobre la presencia de las especies de felinos, Cornare en convenio con la Universidad de Antioquia realizaron siete salidas de campo de 5 a 8 días de duración, durante un plazo de 10 meses.

Esta investigación se realizó en los municipios de San Luis, San Carlos, San Rafael, Granada, Puerto Triunfo, Guatapé, El Retiro y el Cañón del Río Claro.

Para verificar la presencia de las especies y complementar información sobre su actividad, se implementaron 10 cámaras trampa automáticas de detección de movimiento dispuestas en estaciones de muestreo.

Durante el trabajo de campo se obtuvieron 25 registros de las especies de felinos, de estos, 11 corresponden a registros fotográficos obtenidos mediante las cámaras automáticas, 5 a rastros (huellas) y 9 a entrevistas informales con las comunidades.

“Con la presencia del puma en algunos predios y la depredación de algunos animales domésticos, la reacción que tomaban los campesinos era tratar de matarlos, por lo tanto BanCO2 Bio nace con el fin de tener acercamiento con los propietarios y capacitarlos para vivir en armonía con la especie”, explicó Albeiro Lopera, coordinador de BanCO2 de la región Cornare.

Según la ley 1774 de enero de 2016, que busca proteger a los animales del maltrato causado por humanos, se establece que “por cualquier medio o procedimiento maltrate a un animal doméstico, amansado y silvestre vertebrado incurrirá en pena de prisión de doce a treinta y seis meses, e inhabilidad especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio, comercio o tenencia que tenga relación con los animales y multa de cinco a sesenta salarios mínimos mensuales legales vigentes”.

La presencia de una población viable de felinos es un indicador de un buen ecosistema, ya que hace evidente la existencia de presas suficientes para mantener la población de depredadores.

Cuando el ser humano se mete al bosque y caza guaguas, venados y presas naturales los felinos se ven obligados a salir a conseguir ganado, potros y animales domésticos”, señaló Gina Paola Serna Trujillo, médica veterinaria zootecnista del grupo de Bosques y Biodiversidad de Cornare.

Actualmente se lleva a cabo un piloto en los municipios de San Carlos y San Luis con 35 familias ubicadas cerca a los corredores del puma, campesinos que cuentan con bosques en conservación y que se comprometen con unos acuerdos de conservación establecidos en la línea BanCO2 Bio, entre estos conservar el hábitat del puma, proteger la fauna y

reportar situaciones de conflicto.

Adicionalmente, las capacitaciones y socializaciones con las comunidades son fundamentales durante el proceso, pues los campesinos pasan de ser cazadores a convertirse en protectores de los felinos y su corredor biológico.

Para Jesús Emilio Guzmán Castaño, habitante de la vereda Quebradona 20 de Julio del municipio de San Carlos y socio de BanCO2 Bio, desde que hace parte del esquema es más consciente de la conservación del medio ambiente “antes yo trabajaba con la extracción de madera pero gracias a las capacitaciones realizadas por Cornare deje de hacerlo y ahora me dedico a la siembra de cacao, dejando libre los espacios del puma”, señaló.

¿Cómo funciona la compensación que reciben los socios de BanCO2 Bio?

Las familias campesinas reciben una compensación para cubrir el costo de oportunidad por conservar los ecosistemas que va desde $320.000 por la conservación de 1 hectárea, hasta el pago máximo de 3 hectáreas correspondiente a un SMLV salario mínimo mensual, $780.000 aproximadamente.

“El pago depende de la compensación voluntaria de las empresas, las 35 familias compensadas actualmente están recibiendo $320.000 gracias al aporte de multas y sanciones de Cornare, con posibilidad de que sean compensados por otras empresas”, dijo Albeiro Lopera Henao, coordinador del esquema BanCO2 región Cornare.

Además, en convenio con Empresas Públicas de Medellín y la Corporación para el Manejo Sostenible de los Bosques, Masbosques se realizan actividades alternativas de convivencia con el felino, señalando los predios para que el ganado no acceda al bosque y brindando capacitación sobre estrategias anti-depredatorias para una convivencia armoniosa entre los felinos silvestres, el ser humano y sus actividades productivas.

Estrategias implementadas con las comunidades

La línea BanCO2 Bio maneja unas estrategias de atención inmediata que consisten en la elaboración de espantapájaros con creolina, luces tipo led que se cargan con el sol cerca

al potrero de ataque, implementación de olores fuertes como ajo o cebolla en estacones y uso de pitos o campanas en la noche, con lo cual se busca mitigar el conflicto y lograr que los felinos no ataquen el ganado.

En esta primera fase de diagnóstico, capacitación y entrega de herramientas se han invertido $50.000.000.

“Este trabajo que se viene desarrollando con las familias campesinas es fundamental, pues si se extinguen los grandes felinos empiezan a proliferar animales como las guaguas, los venados y animales herbívoros, lo que produce sobrepastoreo inhibiendo el crecimiento de árboles y erosión en zonas cercanas a ríos”, expresó Gina Paola Serna Trujillo, veterinaria zootecnista de Cornare.

Mary Henao, campesina de la vereda San Antonio del municipio de San Luis, cuenta que, desde hace 4 años que reside en este lugar ha sentido el puma deambulando cerca a su casa.

“Mi esposo sale y lo alumbra, me dice que es un animal muy grande, por eso nos acercamos a Cornare y hemos recibido capacitación, nos trajeron pitos para ahuyentar el animal y a mí me ha funcionado. Nos enseñaron a hacer espantapájaros, los hacemos de madera y les ponemos ropa, a los 8 días las cambiamos por otra ropa ojalá sudada, ya que ellos tienen muy buen olfato, sienten el sudor de cualquier humano y con eso se ahuyentan”. Explicó Mary, quién es una de las campesinas más comprometidas con la conservación del puma.

En su predio Mary ya cuenta con todas las medidas de ahuyentamiento para que el puma no acerque a su predio y desde la Corporación se realiza un seguimiento constante al proceso, sugiriendo además instalar corrientes eléctricas en los potreros.

Actualmente, Cornare ha instalado 20 cámaras trampa en las veredas donde se han verificado la presencia del conflicto, permitiendo obtener información sobre la ocurrencia de especies, al igual que datos de historia natural como son la densidad de animales manchados que se pueden reconocer a nivel individual, en este caso los felinos.

Acompañamiento

En el momento de presentarse un ataque por parte del puma o cualquier otro felino, se programa una visita a la finca afectada, allí se verifica si el patrón de consumo coincide con lo reportado para grandes felinos.

Durante esta visita los usuarios suelen manifestar sus quejas o sugerencias sobre el programa o sobre situaciones que perjudican el medio ambiente.

Finalmente, Cornare les ofrece la posibilidad de implementar la apicultura y la restauración forestal para el predio, además de sembrar café o cacao, con el fin de que no dependan exclusivamente de la ganadería que no es tan rentable económicamente, y que está sujeta al conflicto con el felino.

En el mediano plazo se espera que con el acompañamiento del Instituto Alexander Von Humboldt, se implemente una alternativa de monitoreo participativo con las comunidades para lograr cuantificar la cantidad de felinos en la región y los individuos de flora y fauna existentes en el corredor biológico felino.

También se tiene previsto realizar un estudio poblacional de los felinos y sus presas, en donde se pretenden instalar aproximadamente 50 cámaras trampa en sitios estratégicos, en los cuales se presentan reportes del conflicto.

La articulación de los diferentes actores y las poblaciones locales es la principal estrategia para preservar el corredor biológico de esta especie, disminuir el conflicto felino y conservar los ecosistemas

Etiquetado como Oriente Antioqueño    felinos    Conservación   
Publicado en Noticias Corporativas
Modificado por última vez en Miércoles, 16 Mayo 2018 15:53 Visto 401 veces

Ministerio de Ambiente y Desarrollo SostenibleUrna de Cristal Hora Legal Colombiana Ventanilla Integral de Trámites Ambientales en Línea No más filas ICDE

InicioSala de prensaInformativoNoticias CorporativasBanco2 finalista de los premios BeyondBanking del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare "Cornare"


Autopista Medellín – Bogotá, Carrera 59 44-48, Kilómetro 54 El Santuario, Antioquia. Teléfono: (57 4) 5201170, Fax: (57 4) 5460229. Corrreo Electrónico: cliente@cornare.gov.co
Horario de Atención: Lunes a Jueves de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. y viernes de 8:00 a.m. a 4:00 p.m.

Politica Editorial y de Actualización