Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare

Las 6 especies de felinos que hacen presencia en el Oriente antioqueño, principalmente el puma (Puma Concolor) y el jaguar (Panthera onca) se encuentran en riesgo de extinción debido a la pérdida de cobertura boscosa, cacería descontrolada y la extensión de la ganadería, impactos que generan disminución de presas en el medio natural, lo que ocasiona que estos animales silvestres busquen otras fuentes de alimento, entre ellos animales domésticos.

En la región también se encuentran el ocelote (Leopardus pardalis), el margay (Leopardus wiedii), el yaguarundí (Puma yagouaroundi) y el Oncilla (Leopardus tigrinus), presentes de manera frecuente en los municipios de San Carlos, San Luis, Granada, Cocorná, Doradal, Puerto Triunfo y en el corregimiento de San Miguel, municipio de Sonsón.

Dado a que esta población requiere grandes áreas de bosque y numerosas presas para sobrevivir, y las personas han invadido poco a poco su hábitat se ha generado el conflicto entre felinos y humanos.

“Esta problemática se genera a raíz de la gran expansión que se ha dado en las zonas rurales de la región, generado por la caza de animales silvestres, lo que causa que los felinos se metan a los potreros a consumir animales domésticos por el desequilibrio del ecosistema local”, expresó Gina Paola Serna Trujillo, médica veterinaria zootecnista del grupo de Bosques y Biodiversidad de Cornare.

De acuerdo con el Instituto Alexander Von Humboldt en la eventual ausencia de felinos, los herbívoros, omnívoros y aves podrían aumentar y la presión de consumo de plantas y semillas por estos se verían alteradas, lo que afecta la dinámica de crecimiento y estructura de los bosques.

Dentro de los animales que se encuentran en las áreas protegidas de la jurisdicción de Cornare, los felinos son una de las especies clave para el mantenimiento, regulación y función de la biodiversidad, pues conforman un conjunto de especies focales por excelencia debido a sus bajas tasas reproductivas y a sus requerimientos de alta disponibilidad de presas silvestres y ecosistemas bien conservados.

BanCO2 Bio conserva 842 hectáreas del corredor felino

A raíz de una serie de conflictos presentados por la presencia del puma en el municipio de San Carlos principalmente, nació la línea BanCO2 Bio, un esquema de pago por servicios ambientales asociado directamente a la compensación por la conservación de los bosques que hacen parte del corredor felino, que en el Oriente antioqueño llega a 260.000 hectáreas.

Para la obtención de información sobre la presencia de las especies de felinos, Cornare en convenio con la Universidad de Antioquia realizaron siete salidas de campo de 5 a 8 días de duración, durante un plazo de 10 meses.

Esta investigación se realizó en los municipios de San Luis, San Carlos, San Rafael, Granada, Puerto Triunfo, Guatapé, El Retiro y el Cañón del Río Claro.

Para verificar la presencia de las especies y complementar información sobre su actividad, se implementaron 10 cámaras trampa automáticas de detección de movimiento dispuestas en estaciones de muestreo.

Durante el trabajo de campo se obtuvieron 25 registros de las especies de felinos, de estos, 11 corresponden a registros fotográficos obtenidos mediante las cámaras automáticas, 5 a rastros (huellas) y 9 a entrevistas informales con las comunidades.

“Con la presencia del puma en algunos predios y la depredación de algunos animales domésticos, la reacción que tomaban los campesinos era tratar de matarlos, por lo tanto BanCO2 Bio nace con el fin de tener acercamiento con los propietarios y capacitarlos para vivir en armonía con la especie”, explicó Albeiro Lopera, coordinador de BanCO2 de la región Cornare.

Según la ley 1774 de enero de 2016, que busca proteger a los animales del maltrato causado por humanos, se establece que “por cualquier medio o procedimiento maltrate a un animal doméstico, amansado y silvestre vertebrado incurrirá en pena de prisión de doce a treinta y seis meses, e inhabilidad especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio, comercio o tenencia que tenga relación con los animales y multa de cinco a sesenta salarios mínimos mensuales legales vigentes”.

La presencia de una población viable de felinos es un indicador de un buen ecosistema, ya que hace evidente la existencia de presas suficientes para mantener la población de depredadores.

Cuando el ser humano se mete al bosque y caza guaguas, venados y presas naturales los felinos se ven obligados a salir a conseguir ganado, potros y animales domésticos”, señaló Gina Paola Serna Trujillo, médica veterinaria zootecnista del grupo de Bosques y Biodiversidad de Cornare.

Actualmente se lleva a cabo un piloto en los municipios de San Carlos y San Luis con 35 familias ubicadas cerca a los corredores del puma, campesinos que cuentan con bosques en conservación y que se comprometen con unos acuerdos de conservación establecidos en la línea BanCO2 Bio, entre estos conservar el hábitat del puma, proteger la fauna y

reportar situaciones de conflicto.

Adicionalmente, las capacitaciones y socializaciones con las comunidades son fundamentales durante el proceso, pues los campesinos pasan de ser cazadores a convertirse en protectores de los felinos y su corredor biológico.

Para Jesús Emilio Guzmán Castaño, habitante de la vereda Quebradona 20 de Julio del municipio de San Carlos y socio de BanCO2 Bio, desde que hace parte del esquema es más consciente de la conservación del medio ambiente “antes yo trabajaba con la extracción de madera pero gracias a las capacitaciones realizadas por Cornare deje de hacerlo y ahora me dedico a la siembra de cacao, dejando libre los espacios del puma”, señaló.

¿Cómo funciona la compensación que reciben los socios de BanCO2 Bio?

Las familias campesinas reciben una compensación para cubrir el costo de oportunidad por conservar los ecosistemas que va desde $320.000 por la conservación de 1 hectárea, hasta el pago máximo de 3 hectáreas correspondiente a un SMLV salario mínimo mensual, $780.000 aproximadamente.

“El pago depende de la compensación voluntaria de las empresas, las 35 familias compensadas actualmente están recibiendo $320.000 gracias al aporte de multas y sanciones de Cornare, con posibilidad de que sean compensados por otras empresas”, dijo Albeiro Lopera Henao, coordinador del esquema BanCO2 región Cornare.

Además, en convenio con Empresas Públicas de Medellín y la Corporación para el Manejo Sostenible de los Bosques, Masbosques se realizan actividades alternativas de convivencia con el felino, señalando los predios para que el ganado no acceda al bosque y brindando capacitación sobre estrategias anti-depredatorias para una convivencia armoniosa entre los felinos silvestres, el ser humano y sus actividades productivas.

Estrategias implementadas con las comunidades

La línea BanCO2 Bio maneja unas estrategias de atención inmediata que consisten en la elaboración de espantapájaros con creolina, luces tipo led que se cargan con el sol cerca

al potrero de ataque, implementación de olores fuertes como ajo o cebolla en estacones y uso de pitos o campanas en la noche, con lo cual se busca mitigar el conflicto y lograr que los felinos no ataquen el ganado.

En esta primera fase de diagnóstico, capacitación y entrega de herramientas se han invertido $50.000.000.

“Este trabajo que se viene desarrollando con las familias campesinas es fundamental, pues si se extinguen los grandes felinos empiezan a proliferar animales como las guaguas, los venados y animales herbívoros, lo que produce sobrepastoreo inhibiendo el crecimiento de árboles y erosión en zonas cercanas a ríos”, expresó Gina Paola Serna Trujillo, veterinaria zootecnista de Cornare.

Mary Henao, campesina de la vereda San Antonio del municipio de San Luis, cuenta que, desde hace 4 años que reside en este lugar ha sentido el puma deambulando cerca a su casa.

“Mi esposo sale y lo alumbra, me dice que es un animal muy grande, por eso nos acercamos a Cornare y hemos recibido capacitación, nos trajeron pitos para ahuyentar el animal y a mí me ha funcionado. Nos enseñaron a hacer espantapájaros, los hacemos de madera y les ponemos ropa, a los 8 días las cambiamos por otra ropa ojalá sudada, ya que ellos tienen muy buen olfato, sienten el sudor de cualquier humano y con eso se ahuyentan”. Explicó Mary, quién es una de las campesinas más comprometidas con la conservación del puma.

En su predio Mary ya cuenta con todas las medidas de ahuyentamiento para que el puma no acerque a su predio y desde la Corporación se realiza un seguimiento constante al proceso, sugiriendo además instalar corrientes eléctricas en los potreros.

Actualmente, Cornare ha instalado 20 cámaras trampa en las veredas donde se han verificado la presencia del conflicto, permitiendo obtener información sobre la ocurrencia de especies, al igual que datos de historia natural como son la densidad de animales manchados que se pueden reconocer a nivel individual, en este caso los felinos.

Acompañamiento

En el momento de presentarse un ataque por parte del puma o cualquier otro felino, se programa una visita a la finca afectada, allí se verifica si el patrón de consumo coincide con lo reportado para grandes felinos.

Durante esta visita los usuarios suelen manifestar sus quejas o sugerencias sobre el programa o sobre situaciones que perjudican el medio ambiente.

Finalmente, Cornare les ofrece la posibilidad de implementar la apicultura y la restauración forestal para el predio, además de sembrar café o cacao, con el fin de que no dependan exclusivamente de la ganadería que no es tan rentable económicamente, y que está sujeta al conflicto con el felino.

En el mediano plazo se espera que con el acompañamiento del Instituto Alexander Von Humboldt, se implemente una alternativa de monitoreo participativo con las comunidades para lograr cuantificar la cantidad de felinos en la región y los individuos de flora y fauna existentes en el corredor biológico felino.

También se tiene previsto realizar un estudio poblacional de los felinos y sus presas, en donde se pretenden instalar aproximadamente 50 cámaras trampa en sitios estratégicos, en los cuales se presentan reportes del conflicto.

La articulación de los diferentes actores y las poblaciones locales es la principal estrategia para preservar el corredor biológico de esta especie, disminuir el conflicto felino y conservar los ecosistemas

Publicado en Noticias Corporativas

La Corporación participó en el Segundo Encuentro Departamental de Reservas Naturales de la Sociedad Civil (RNCS): estrategias voluntarias de conservación, organizado por el Sistema Departamental de Áreas Protegidas, SIDAP Antioquia en el municipio de Támesis, el cual convocó a propietarios de reservas naturales ubicadas en las jurisdicciones de Cornare, Corantioquia y Corpourabá durante los días 22 y 23 de noviembre.

El artículo 109 de la Ley 99 de 1993, define una RNCS como la parte o el todo del área de un inmueble que conserve una muestra de un ecosistema natural y sea manejado bajo los principios de la sustentabilidad en el uso de los recursos naturales, cuyas actividades productivas y usos se establecerán de acuerdo a reglamentación, con la participación de las organizaciones sin ánimo de lucro de carácter ambiental.

Durante el encuentro se socializaron temas como, el estado actual de los sistemas de áreas protegidas en el contexto nacional, departamental y local; el enfoque regional de la conservación en el Suroeste y Occidente de Antioquia;  el Sistema Regional de Áreas Protegidas SIRAP- Cornare y  la normatividad alrededor de la protección en Antioquia, entre otros.  

En representación de Cornare, la coordinadora del grupo de Bosques y Biodiversidad, María Berrio Ruiz expuso sobre el sistema de áreas protegidas, destacando que en la región del Oriente antioqueño actualmente son conservadas 18 áreas protegidas que corresponden a 146.556 hectáreas y al 18%  del total de la jurisdicción en donde se encuentran: 10 Distritos Regionales de Manejo Integrado en 55.213 hectáreas, 7 Reservas Forestales Protectoras Regionales en 82.526 hectáreas y una Reserva Forestal Protectora Nacional en 6.211 hectáreas.

La conservación debe considerarse como un proyecto productivo, no como una obligación de los más vulnerables, en Cornare tenemos la premisa de proteger a los que protegen, el aumento en la cobertura de áreas protegidas requiere con urgencia generar gobernanza con las comunidades”, dijo la coordinadora del grupo de Bosques y Biodiversidad de Cornare.

Claudio Madaune, representante legal de Fundación Darién y asistente al encuentro, expresó que desde hace 6 años empezaron a consolidar las reservas naturales de la sociedad civil, nodo embalses “la relevancia de este proceso ha sido el trabajo con familias  campesinas de Alejandria, San Rafael y San Carlos, pues gracias al apoyo de Cornare a través de un proyecto de presupuesto participativo  difundimos la importancia de las reservas naturales con talleres, planes de manejo y el uso adecuado de los recursos, ya que la conservación va de la mano con la sostenibilidad”.

Durante el segundo día se llevó a cabo en plenaria la elección de los representantes de las reservas naturales de la sociedad civil, quienes integrarán los comités directivo y técnico del Sistema Departamental de Áreas Protegidas, SIDAP Antioquia durante el periodo de un año.

Representantes comité directivo

Principal: José Humberto Jaramillo Ángel – RNSC La Nevera, municipio de Jardín, Suroeste antioqueño.

Suplente: Gloria Liliana Ceballos Montoya – RNSC Lusitania, municipio de La Unión, Oriente de Antioquia.

Representantes comité técnico

Principales: Francisco Antonio Serna Restrepo – RNSC El Sol, municipio de Támesis, Suroeste antioqueño.

Carlos Mauricio Mazo – RNSC La Selva, La Esperanza, El Reposo, municipios de Yarumal y Valdivia, Norte de Antioquia.

Suplente: Juan Carlos Arbeláez –RNSC San Martín, municipio de Granada, Oriente antioqueño.

Los encuentros sobre Reservas Naturales de la Sociedad Civil se realizarán anualmente, con el con el objetivo de establecer espacios de formación en torno a la conservación y al  intercambio de experiencias subregionales.

Actualmente el SIDAP Antioquia está integrado por:

-       La Gobernación de Antioquia, a través de la Secretaría de Medio Ambiente.

-       La dirección territorial Ándes Occidentales de Parques Nacionales Naturales de Colombia.

-       La Alcaldía de Medellín, por medio de la Secretaría de Medio Ambiente.

-       El Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

-       Corantioquia.

-       Cornare.

-       Corpourabá. 

 

Publicado en Noticias Corporativas

Cornare con el apoyo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y Camacol Antioquia realizaron el primer simposio regional “Hacia el Ordenamiento Ambiental de los Residuos de Construcción y Demolición- RCD”, con el fin de socializar la resolución 0472 del 28 de febrero de 2017, la cual aplica a  las personas naturales y jurídicas que generen, recolecten, transporten, almacenen, aprovechen y dispongan RCD de las obras civiles o de otras actividades conexas en el territorio nacional.

El simposio contó con una amplia participación de los gremios de la construcción, empresas gestoras de los Residuos de Construcción y Demolición, representantes de las administraciones municipales y  empresas de servicios públicos, además de contar con ponentes con una amplia experiencia en el tema.

“Debemos integrar los residuos de la construcción en el ciclo productivo mediante aprovechamiento y rendimiento económico, actualmente en el Oriente antioqueño se está generando el 2% de los residuos que se generan en el país, principalmente en los municipios del altiplano. La conservación del medio ambiente es responsabilidad de todos”, expresó el director general de Cornare, Carlos Mario Zuluaga Gómez.

Según el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible con el instrumento se busca garantizar un incremento anual del 2% en peso, hasta alcanzar como mínimo un 30% de materiales aprovechables.

Por su parte los municipios de categoría especial 1, 2, y 3, así como los proyectos, obras o actividades generadoras de RCD sujetos a licenciamiento ambiental, deberán dar cumplimiento a las metas a partir del 1 de enero de 2018.

Actualmente hay una gran demanda de escombreras y excesiva generación de los RCD en la región, “en el marco de la informalidad inadecuada de este tipo de materiales  lo que se busca es evitar producir, reincorporarlos al ciclo y los que no puedan ser aprovechados, disponerlos en sitio adecuados que permitan el manejo adecuado a este tipo de materiales”, dijo el profesional especializado de la Dirección de Asuntos Ambientales Sectorial y Urbana del MADS, Carlos Manuel Pineda Triana.

Entre las afectaciones ambientales generadas por la inadecuada gestión de Residuos de Construcción y Demolición-RCD, anteriormente denominados escombros, se encuentran la contaminación al aire, al agua y al suelo.

“Los RCD que se generan en las obras es un insumo para los proyectos, en este momento estamos haciendo unos procesos de trituración y reincorporación de los RCD en nuestro sistema de producción, por ejemplo en una torre 19 pisos y 140 apartamentos, antes se generaban 370 metros cúbicos de residuos de construcción, ya esto se convirtió en 20”, afirmó el coordinador de proyectos de la constructora CONTEX, David Vélez Ramírez.

Además, Vélez explicó que la generación de residuos la disminuyeron con políticas de capacitación a los trabajadores y el volumen grueso lo reinvierten en la obra, utilizando los RCD en morteros y andenes prefabricados, lo que permite cuidar el medio ambiente y generar rentabilidad para la empresa.

Con el compromiso de los diferentes actores será posible disminuir la demanda de materias primas, además de fomentar la generación de empresas gestoras de materiales de construcción y demolición en armonía con la naturaleza.

                                                                                            

Publicado en Noticias Corporativas

El Centro de Conservación de la Tortuga de Río abrió oficialmente sus puertas para que la comunidad conozca los resultados de las obras de adecuación, que hoy le permiten cumplir con todas las especificaciones técnicas requeridas para su funcionamiento.

Las adecuaciones del Centro incluyen la habilitación de su vía de acceso, dos piscinas de paso para tortugas pequeñas y adultas, salón de incubadoras, la sección de desinfección y el aula ambiental. Con estas mejoras en sus instalaciones el Centro puede realizar un seguimiento más especializado a las nidadas de huevos de tortuga que se encuentran en peligro, hasta que los animales están en condiciones de regresar a su hábitat natural.

Conservar las tortugas de río es importante porque ayudan a regular el ciclo de nutrientes de los ríos y a mantener el equilibrio en la cadena alimentaria al ser fuente de proteína para algunos predadores naturales. Sirven además de indicadoras del estado de los ecosistemas, pues son animales muy sensibles a las transformaciones del hábitat.

Según Isabel Romero, líder de Estación Cocorná, abanderada del proceso de conservación de la Podocnemis lewyana, “la idea es que desde el tortugario se pueda continuar el trabajo por la educación ambiental de la comunidad, para que comprendan su responsabilidad en el cuidado de ecosistemas estratégicos como los humedales y las especies que allí habitan”.

Al evento de apertura que se realizó en la placa polideportiva del corregimiento Estación Cocorná, del municipio de Puerto Triunfo, asistieron los directores de Cornare, Corantioquia, representantes de Ecopetrol, líderes comunitarios, integrantes de asociaciones de pescadores y medios de comunicación. Allí los directivos de las entidades participantes reconocieron el valor de estas iniciativas de protección ambiental como evidencia de la transformación cultural que han vivido las comunidades ribereñas, dedicadas hoy a la protección de una especie amenazada como la tortuga de río.

Luego del acto protocolario los asistentes disfrutaron de una puesta en escena teatral y realizaron un recorrido por el centro de conservación. Para finalizar el acto de entrega de la obra, se invitó a los asistentes a hacer un recorrido por el humedal Aurora 1.

La inauguración del centro de conservación y protección de la tortuga se realiza en el marco del Convenio Humedales de Vida, iniciativa liderada por Cornare, Corantioquia y Ecopetrol en los municipios de Puerto Triunfo, Yondó y Puerto Nare para la conservación de las ciénagas y humedales. Actualmente el convenio se encuentra en su segunda fase de ejecución, proyectada hasta el mes de diciembre del presente año.

Publicado en Noticias Corporativas

Las comunidades cada vez se apropian y palpitan más con los procesos de conservación y protección del medio ambiente, así se evidenció en el corregimiento Estación Cocorná, donde a una sola voz, habitantes de los municipios de Puerto Triunfo, Puerto Nare y Yondó, se emocionaron con la firma del convenio para la protección de los humedales.

Humedales para la vida, una apuesta interinstitucional entre Cornare, Corantioquia y Ecopetrol con una inversión cercana a los 3.400 millones, se convierte en el proyecto con mayor impacto social y ambiental que se ha desarrollado entorno a la protección de estos afluentes de vida. Ecosistemas encargados de brindar la alimentación a los pescadores de las zonas ribereñas y de albergar un sin número de flora y fauna propias de estos espejos de agua, los cuales juegan un papel determinante en la contención de inundaciones.

Carlos Mario Zuluaga Gómez Director General de Cornare expresa “Con este proyecto dejamos huella en la biodiversidad, además creamos oportunidades para el turismo y nuevas alternativas económicas para las comunidades ribereñas, de igual forma se genera cultura ambiental entorno a la protección de estos ecosistemas”

El complejo de humedales ubicados en las cuencas del Rio Cimitarra y el Rio Claro Cocorná Sur, serán los sitios impactados con este proyecto, donde se desarrollarán actividades de restauración ecológica de las orillas y rondas hídricas, además se realizarán estudios jurídicos y técnicos para la declaración de un área protegida en estas zonas.

Las comunidades impactadas palpitaron con este proyecto y festejaron la firma de este gran convenio con un repoblamiento de especies nativas, cerca de 80 tortugas fueron llevadas al humedal “Paticos”. Se reafirmó el compromiso de seguir conservando esta especie. De esta manera entre agradecimientos y aplausos se celebró la vida y se formalizo la ejecución de este proyecto.

Publicado en Noticias Corporativas

Ministerio de Ambiente y Desarrollo SostenibleUrna de Cristal Hora Legal Colombiana Ventanilla Integral de Trámites Ambientales en Línea No más filas ICDE

Inicio

Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare "Cornare"


Autopista Medellín – Bogotá, Carrera 59 44-48, Kilómetro 54 El Santuario, Antioquia. Teléfono: (57 4) 5201170, Fax: (57 4) 5460229. Corrreo Electrónico: cliente@cornare.gov.co - notificacionesjudiciales@cornare.gov.co
Horario de Atención: Lunes a Jueves de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. y viernes de 8:00 a.m. a 4:00 p.m.

Politica Editorial y de Actualización